Lentes monofocales

Todo lo que necesitas saber sobre las lentes monofocales

Sabes que las lentes pueden ser monofocales, bifocales, progresivas… Pero ¿tienes claro qué significan cada uno de estos adjetivos? Te interesa estar informado; sobre todo si nunca antes has tenido gafas y acabas de enrolarte en las filas de la presbicia. En Varilux queremos ayudarte y, por eso, te contamos todo lo que necesitas saber sobre las lentes monofocales. ¡A lo mejor son las que mejor se ajustan a tus necesidades!

Las lentes monofocales son aquellas que tienen la misma graduación en toda la superficie. Con ellas se puede corregir cualquier error refractivo o ametropía como miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia. El diseño o tallado de una lente monofocal depende del defecto refractivo que quiera corregir.

  • Los miopes necesitan lentes monofocales cóncavas, más gruesas en el borde y más finas en el centro. Debido a que las personas con miopía tienen el ojo demasiado alargado, los rayos de luz convergen antes de llegar a la retina, lo que significa que tienen problemas para ver bien los objetos lejanos. Así, las lentes para personas con miopía son divergentes, para que los rayos de luz lleguen al ojo más separados y se concentren más lejos, en el punto justo de la retina, y permitan al usuario una visión de lejos más nítida.
  • Los hipermétropes necesitan lentes monofocales convexas, más finas en el borde y más gruesas en el centro. La hipermetropía es un error refractivo que sucede debido a que el ojo es demasiado estrecho, lo que hace que los rayos de luz converjan detrás de la retina y no en la retina (la capa que tapiza el fondo del ojo y que recoge la información sobre las imágenes del exterior que posteriormente interpreta el cerebro). Para que los rayos de luz converjan en la retina, los hipermétropes necesitan lentes convergentes, que hagan posible al usuario una visión de cerca más clara.
  • Los astígmatas pueden precisar lentes monofocales cóncavas, convexas o cilíndricas (curvas en una superficie y planas en la otra). Sus problemas de agudeza visual se deben a que tienen algún defecto en la córnea, o bien es más ovalada que esférica, o bien tienen alguna irregularidad. Como consecuencia de ello, los rayos de luz que entran en el ojo se proyectan en varios puntos, que pueden estar delante o detrás de la retina. El astigmatismo es mucho más complicado de corregir que la hipermetropía o la miopía; el especialista de la visión será quien determine cuál es la lente más adecuada en cada caso.
  • Los présbitas necesitan lentes monofocales que mejoren su visión de cerca, igual que los hipermétropes. La vista cansada o presbicia es un defecto visual que aparece con la edad, cuando el cristalino pierde su capacidad de cambiar de forma para enfocar los objetos cercanos (reflejo de acomodación), debido a que se vuelve más rígido con los años. Las lentes de una persona présbita que no tiene otro error refractivo deben ser convexas, más finas en los bordes que en el centro, y convergentes, para que los rayos de luz que entran en el ojo se proyecten en la retina y no detrás de ella.

Varilux Lentes Progresivas

¿Pueden los présbitas usar lentes monofocales?

¡Por supuesto que sí! Depende de cuales sean sus necesidades visuales. Las lentes monofocales son una buena solución para aquellos présbitas que no han tenido nunca errores refractivos y usan gafas por primera vez. ¿Por qué? Como no están habituados a usar gafas, se sienten más cómodos al utilizarlas sólo en el momento en que las precisan, cuando leen el menú en un restaurante o cuando trabajan con el ordenador, por ejemplo. Es decir, exclusivamente en los momentos en los que van a usar la visión próxima. Con el paso del tiempo, las gafas les irán resultando más cómodas y, lo que les resultará incómodo será quitárselas o mirar por encima de ellas para ver con claridad los objetos que se encuentran lejos. Es en este momento cuando el présbita debe plantearse hacerse unas gafas progresivas, que le permitan ver bien en todas las distancias, sin necesidad de quitárselas o mirar por encima de ellas. En Essilor somos expertos en lentes progresivas ¿Conoces nuestra gama Varilux

¿Cuáles son las monofocales de Essilor?

En Essilor siempre estamos pendientes de las necesidades visuales de las personas, por eso, en nuestra gama de monofocales incluimos tres lentes con unas prestaciones realmente increíbles: Eyezen, Anti-fatigue y Essilor F360.

  • Las lentes Eyezen están pensadas para relajar los ojos de las personas que miran el ordenador, el móvil o la tablet más de tres horas al día recomendadas. Esta actividad aumenta el riesgo de padecer fatiga visual digital, también conocida como Síndrome Visual Informático (SVI), que se asocia a molestias en los ojos (picor, escozor, enrojecimiento…), en la cabeza, la espalda y el cuello. Las lentes Eyezen cuentan con tecnología Light Scan, que reduce el deslumbramiento, mejora el contraste y ayuda a prevenir el envejecimiento precoz de tus ojos. Además, poseen la tecnología Eyezen Focus, pensada para ayudar al ojo a realizar el mecanismo de acomodación, reduciendo la fatiga visual. Las lentes Eyezen también están disponibles en la gama de progresivos Varilux.
  • Las lentes Essilor Anti-Fatigue han sido diseñadas para combatir la fatiga visual, ya que relajan el reflejo de acomodación del cristalino, facilitando la visión de cerca y proporcionando un mayor confort. Gracias a la suave adición que poseen, las personas que usan Essilor Anti-Fatigue pueden llegar al final de cada jornada con una mirada fresca y sin molestias. Son lentes aptas para miopes, hipermétropes y/o astígmatas que necesitan una mayor relajación visual.
  • Las lentes Essilor f360 ofrecen al usuario una visión en alta resolución; mejoran la percepción de los colores, las distancias, el rendimiento visual y, también, la sensibilidad al contraste hasta en un 30%. Su avanzado diseño ha sido posible gracias la W.A.V.E. Technology™ y al retallado digital exclusivos de Essilor. Las lentes Essilor 360º son el resultado de aplicar la tecnología de la lente progresiva Varilux Physio a la lente monofocal. Essilor 360º combina los mejores conceptos de Essilor para proporcionar una visión de alta resolución.

Tratamientos: un plus para tus monofocales

Los tratamientos que llevan las lentes en uno o ambos lados optimizan sus características. El tratamiento anti-reflejante Crizal, de Essilor, mantiene los ojos relajados, a salvo de incómodos reflejos y, además, defiende tus lentes de los otros cuatro enemigos de la claridad: huellas, arañazos, polvo y agua. Sus prestaciones no sólo mejoran la calidad óptica de las lentes, sino que también aumentan su resistencia y prolongan su durabilidad.

El tratamiento exclusivo de Essilor E-SPF bloquea el paso de los rayos perjudiciales del sol, impidiendo que lleguen a tus ojos. Este tratamiento es aplicable en lentes blancas (pudiendo variar de un factor de protección 2+ hasta un máximo de 25+) y para lentes solares (ESPF 50+).

Monofocales, una solución a tener en cuenta

Las lentes monofocales ofrecen una solución visual para todo tipo de ametropías, incluida la presbicia. Los présbitas que no tienen ningún otro error refractivo pueden usar lentes monofocales para actividades que sólo requieren la vista de cerca; si bien las lentes progresivas son una solución que se ajusta mejor a sus demandas visuales. En Essilor contamos con una gama de monofocales capaces de satisfacer todas las necesidades del usuario. Para mejorar las prestaciones de las lentes monofocales Essilor, es importante aplicarles tratamientos de última tecnología, como Crizal anti-reflejante y el tratamiento E-SPF, para proteger los ojos de los rayos UV.