Cómo saber diferenciar entre gafas de cerca y de lejos

Para poder diferenciar entre gafas de cerca y de lejos no es necesario ser un experto en salud visual. Pero, eso sí, hay que tener claras las diferencias más importantes entre ambos tipos de modelos. A continuación te las mostramos.

 

Principales diferencias entre gafas para ver de cerca y de lejos

Existen algunas diferencias entre las gafas de cerca y de lejos, y la mayoría de ellas pueden apreciarse con un pequeño examen. Toma nota.

En primer lugar, las gafas de cerca, también conocidas como monofocales o gafas para leer, están especialmente indicadas para personas con presbicia, o vista cansada; de hecho, son la solución más sencilla para corregir este problema visual. Permiten obtener una visión más clara de los objetos cercanos, y son perfectas para tareas cotidianas como leer o ver la pantalla de un teléfono móvil. Las gafas monofocales, además, no tienen una graduación exacta y cuentan con una distancia interpupilar estándar, así que pueden no ajustarse a todas las personas por igual.

A menudo estos modelos están elaborados con materiales de una calidad inferior a los de otras gafas, y pueden llegar a producir cefaleas si se utilizan de manera prolongada o inadecuadamente. Por eso es recomendable que acudas a un especialista para pedir asesoramiento antes de comprarlas.

Por otra parte, las gafas para ver de lejos o graduadas requieren de un análisis individualizado de la vista de la persona que las utilizará, para así ajustarse a las necesidades de ambos ojos. Dependiendo de las carencias visuales de cada ojo la lente tendrá uno u otro ajuste. Además, la distancia interpupilar será personalizada y los posibles materiales más duraderos. Las gafas graduadas pueden ayudar a prevenir migrañas y cefaleas causadas por el uso de lentes inapropiadas o con una graduación ligeramente incorrecta, como suelen serlo las gafas de cerca.

 

Consejos para elegir tus gafas de cerca o de lejos

Si necesitas comprar unas gafas Varilux para ver de lejos o de cerca, a continuación te damos algunos consejos que pueden ayudarte a elegir las más adecuadas. ¡Presta atención!

1. Elige qué tipo de gafas necesitas, de cerca o de lejos

Dependiendo de tus necesidades deberás decidirte por un tipo de gafas: de cerca, de lejos o incluso progresivas. En cualquier caso, es recomendable que antes te hagas un pequeño análisis de salud visual; así el especialista que estudie tu caso podrá guiarte para obtener los mejores resultados.

2. Escoge tu talla ideal

Como todos los complementos y prendas que usas, las gafas también tienen talla. Tanto la talla de la montura como la distancia interpupilar se pueden modificar. Este es un factor muy importante para ajustar por completo las gafas.

3. Asegúrate de escoger la montura que más vaya contigo

Ni todas las gafas ni todos los rostros son iguales. Por eso, es importante que elijas una montura acorde con la forma de tu rostro y de un color que resalte tu personalidad.

 

Acude a tu óptica para someterte a tu examen visual y elegir las lentes que más se adapten a ti. En nuestros establecimientos Varilux encontrarás multitud de gafas de cerca y de lejos. ¡Descubre por qué elegir Varilux!