Cómo cuidar la vista durante las fiestas navideñas | Varilux

¿Eres de los que no sucumbe a los excesos alimenticios propios de la Navidad? Pues debes saber que en esta época, además de vigilar la alimentación, hay que cuidar la vista de manera especial. Y es que tu salud visual puede verse dañada al estar sometida a un exceso de iluminación. Así que, si no quieres sufrir fatiga visual en la recta final del año, atiende a las precauciones que has de tomar.

Los peligros de la iluminación navideña para tus ojos

La primera recomendación es que, mientras puedas evitarlo, no conduzcas de noche en calles con alumbrado navideño. Sobre todo si superas los 50 años o padeces de miopía, hipermetropía, glaucoma o astigmatismo. Estos conductores son más propensos a recibir deslumbramientos de los adornos luminosos, y muy especialmente de aquellos que se encienden y se apagan constantemente o llevan luces led blancas.

¿Por qué se producen deslumbramientos visuales en Navidad?

El porqué de esta situación es muy sencillo: la pupila se dilata para adaptarse a un entorno nuevo. ¿Qué ocurre si la capacidad de respuesta no es rápida debido a los inconvenientes mencionados? Pues que el ojo no perfilará bien los contrastes, con lo que aumentarán los peligros al volante.

Por cierto, esta situación puede darse también en aquellos conductores que, pese a no sufrir ninguno de los trastornos visuales mencionados, tienen los ojos claros. Al contar con menos melanina, se vuelven mucho más sensibles a los deslumbramientos.

Cómo cuidar la vista durante la Navidad en casa

No solo debes proteger tus ojos de la iluminación festiva mientras paseas o conduces por las calles engalanadas con bombillas, sino también en tu hogar. ¿Sabías que la iluminación nocturna altera las horas de sueño? Así que, si eres de los que llena el árbol de Navidad de luces de colores, ¡intenta no abusar de ellas!

Ojos secos

La situación puede agravarse aún más si, además, la temperatura y la ventilación de la estancia en la que colocaste los adornos brillantes no son adecuadas. En estas circunstancias tus ojos sufrirán sequedad. ¿Y qué debes hacer entonces? Unas gotas oftálmicas recomendadas por un experto en salud visual te resultarán de lo más útiles.

De una simple irritación a una úlcera corneal

Recuerda que, si no hidratas tus ojos, no solo pueden aparecer irritaciones, intolerancia a las lentillas, escozor, pesadez de párpados o lagrimeo; también pueden inflamarse e incluso dolerte. Y eso por no hablar de la úlcera corneal o de la abrasión de la superficie de la córnea, dos de las más graves consecuencias que pueden darse en estos casos. Atiende especialmente a este consejo si, además de contar con iluminación típica de estas fechas en casa, te toca teletrabajar en Navidad y en un horario donde la luz natural escasee.

Fatiga visual, deslumbramientos, ojos secos… Estas son solo algunas de las consecuencias del exceso de iluminación navideña para tus ojos. Se trata de problemas que pueden derivar en trastornos más graves para tu salud visual. Así que no lo dudes: evita daños innecesarios con estos simples consejos para cuidar la vista y vive unas felices fiestas en compañía de tus seres queridos.