Visión borrosa en un ojo o en ambos: Causas y Tratamiento

La visión borrosa, en un ojo o en los dos, es frecuente y puede deberse a muchas causas. Algunas de ellas son circunstanciales, pero en otros casos esta puede ser indicio de una enfermedad más grave. Por eso es importante que sepas qué puede originar este síntoma.

¿Qué es la visión borrosa?

Se conoce como visión borrosa el trastorno que consiste en la pérdida de la agudeza visual. Puede presentarse de forma súbita o progresiva, transitoria o permanente, y ser reversible o no dependiendo de su causa.

Al ser un término un tanto ambiguo, es importante que al notar este síntoma acudas a un profesional especializado en salud visual. Este te ayudará a mantener tus ojos sanos diagnosticando la causa de tu problema e indicándote el mejor tratamiento disponible.

La visión borrosa y sus causas

Como explicamos antes, las causas de la visión borrosa son muy diversas, y por esa razón es conveniente clasificarlas según su severidad. Un diagnóstico precoz es la mejor manera de controlar este problema.

Pérdida de la agudeza visual transitoria

Una de las causas más frecuentes es la sequedad ocular. Suele presentarse al despertar, después de hacer alguna tarea de precisión o mirar durante demasiado tiempo una pantalla. La solución es el uso frecuente de lágrimas artificiales.

Las llamadas moscas volantes o miodesopsias son fragmentos de tejido que flotan en el humor vítreo, y aparecen con la edad. Pueden ser muy molestas, pero suelen desaparecer y no requieren tratamiento.

Otra causa es la migraña, en la que un espasmo arterial en el cráneo genera tanto dolor de cabeza como pérdida de agudeza visual en el ojo del mismo lado. El tratamiento indicado en este caso son fármacos analgésicos; la visión se recuperará al disiparse la cefalea.

Pérdida de la agudeza visual permanente

Este tipo de visión borrosa puede ser causado también por trastornos propios del ojo, como los vicios de refracción, o por patologías sistémicas. Entre estas últimas se encuentran algunos trastornos circulatorios, metabólicos o neurológicos; una razón de peso para que visites un especialista.

Tres enfermedades son las principales responsables de la visión borrosa permanente. En primer lugar, las cataratas, para las cuales se requiere tratamiento quirúrgico. En segundo lugar, la degeneración macular asociada a la edad o DMAE, que cuenta con tratamientos farmacológicos administrados por vía oral o instilados en el humor vítreo para controlar la proliferación de los vasos en la retina. En tercer lugar se encuentra el glaucoma, causado por el aumento de la presión ocular, y que se trata con colirios medicados.

La hipertensión o los tromboembolismos en la retina son causas circulatorias para las que se administran medicamentos específicos. La diabetes es un motivo frecuente de pérdida de la agudeza visual, y para evitarla deberás controlar rigurosamente el azúcar en sangre con insulina o fármacos orales. La neuritis óptica es la inflamación del nervio óptico que acompaña a la esclerosis múltiple. Puede remitir espontáneamente o tratarse con esteroides administrados por vía oral.

Como ves, has de prestar atención a la visión borrosa y sus causas, pues podrías precisar de algún tratamiento. Por eso es siempre muy importante que acudas a tu especialista de confianza.