Más que un riesgo es un proceso natural que afecta o afectará en un momento determinado de nuestra vida a todas las personas. Con el paso de los años el cristalino del ojo pierde su flexibilidad de manera que termina por no poder enfocar con nitidez los objetos cercanos. A continuación te contaremos los principales síntomas de la presbicia.

Los principales síntomas de la presbicia

Al igual que con otras afecciones oftalmológicas, las personas con presbicia corren el riesgo de sufrir dolores de cabeza debido a la constante tensión que se ejerce sobre sus ojos. Algunas personas incluso evitan realizar demasiadas tareas de visión cercana, cuando es posible, debido a la fatiga visual que experimentan. El primer signo y síntoma de la presbicia es la visión borrosa cuando se intenta realizar una tarea a una distancia de lectura normal. Esto, cuando se combina con dolores de cabeza y la tendencia a sostener los objetos de cerca más lejos de los ojos de lo habitual, es un claro indicativo de presbicia. Además, los síntomas son particularmente peores cuando el individuo se encuentra en un ambiente poco iluminado.

Otros factores que pueden exacerbar la afección son el cansancio después de un largo día o el exceso de alcohol. Se aconseja a las personas con presbicia que busquen atención médica urgente si en algún momento se produce una ceguera repentina en un ojo o si experimentan algún fenómeno, como una visión nublada repentina o puntos negros, destellos de luz o halos alrededor de las fuentes de luz. La presbicia, o vista cansada , ocurre en el momento en el que el cristalino, una lente natural del ojo pierde elasticidad debido al paso de los años.

Cómo saber si tienes presbicia

Por lo general, las personas que sufren presbicia tienen uno o varios de los síntomas que citamos a continuación:

  • Dificultad para concentrarse o leer en letra pequeña
  • Visión cercana borrosa
  • Experimentar cansancio de la vista, fatiga o dolores de cabeza cuando se trabaja de cerca.
  • Necesidad de sostener material de lectura u objetos pequeños a distancia para enfocar correctamente
  • Requerimiento de una iluminación más brillante al enfocar los objetos cercanos

Si has detectado uno o varios de estos síntomas te recomendamos que acudas a la mayor brevedad posible a un profesional del cuidado de la visón. Puedes encontrar el más cercano en nuestro buscador de ópticas.

Cómo ayudar a prevenir la presbicia

Mientras que un ojo no puede ser cambiado específicamente con ejercicios oculares para minimizar o prevenir la presbicia, su cerebro es relativamente elástico y puede ser reentrenado en la forma que tiene de ver las cosas. Las personas que luchan contra la presbicia tienen una pobre sensibilidad al contraste, y esto está relacionado con la forma en que las respuestas neuronales son procesadas en la región de la corteza visual del cerebro. Cuando estas funciones se vuelven lentas con la edad, puede ser más difícil reconocer objetos y letras tan rápidamente, contribuyendo a la visión borrosa.

Otras cosas pueden contribuir a mantener los ojos jóvenes y saludables con:

  • Una dieta sana y equilibrada
  • La protección de los ojos al sol
  • Descansar para no mirar objetos de cerca.
  • Dejar de leer o de forzar los ojos cuando uno esté cansado.