Todas aquellas personas que utilizan gafas saben lo que es tener que cuidarlas diariamente. Por esta razón, muchas veces escuchamos esta pregunta en nuestras ópticas, ¿cómo puedo cuidar mis lentes progresivas? En Essilor nos preocupamos por ti, para que mantengas tus gafas progresivas bien cuidadas ya que sabemos lo complicado que puede ser.

Trucos para cuidar mis lentes progresivas

Mantener en perfecto estado tus gafas puede ser una labor tediosa, e incluso complicada. Desde Essilor queremos ofrecerte unos sencillos trucos que te ayudarán a mantener tus lentes progresivas en óptimas condiciones durante más tiempo. Asimismo, sentirás que tus gafas están en mejor estado y que su cuidado diario es mucho más sencillo. Tenemos así los siguientes consejos.

Utilizar la gamuza

Limpia, a diario, las lentes de tus gafas progresivas con la gamuza que te proporciona tu óptico-optometrista. Otros sistemas, por suaves que parezcan, pueden rayar la superficie. Recuerda, una zona sucia en una lente es una zona traslucida y no transparente. Además, esto supone una pérdida de la calidad visual en las lentes de tus gafas.

Pliega tus gafas

Al quitarte las gafas, lo idóneo es dejarlas plegadas, de este modo es más difícil que se rompan por cualquier accidente.

Ten en cuenta el lavado

Cuando cuentas con una montura metálica en tus lentes progresivas debes evitar mojarlas en exceso. No obstante, durante el proceso de lavado es importante utilizar agua y jabón neutros. Al mismo tiempo, se recomienda secarlas con un paño fino de algodón para finalizar el lavado.

Evitar los productos abrasivos

En el mercado existen gran variedad de productos específicos para la limpieza de las gafas. No obstante, es importante tener en cuenta que se debe evitar el uso de productos abrasivos.

Cuidado con las fuentes de calor

No coloques tus gafas progresivas cerca de una fuente de calor, o en el interior del coche a pleno sol. Esto se debe a que podrían sufrir daños importantes, tanto la montura como las lentes.

Cuida las varillas

Utiliza siempre las dos manos para quitarte las gafas, ya que así se minimiza el riesgo de deformar las varillas.

Evita dejar huellas

Sujeta siempre las gafas por la montura, así evitaras ensuciar las lentes y dejar residuos que puedan ser abrasivos, en las mismas. Los tratamientos anti-reflejantes te ayudarán a que tus lentes permanezcan limpias por más tiempo.

Utiliza la funda

Cuando no estés usando las gafas déjalas siempre dentro de su estuche, donde estarán más protegidas a cualquier percance exterior.

Ajústalas con el tiempo

Acude a tu óptico-optometrista como mínimo cada 6 meses para que las revise y las regule adecuadamente a tus necesidades.

Cuida con mayor facilidad tus gafas progresivas

Ahora que ya conoces estos sencillos trucos para mantener tus lentes bien cuidados, no dejes que se te arruinen. Mantener un cuidado 
diario de tus gafas progresivas te permitirá ahorrar mucho tiempo. Asimismo, la calidad de visión que tendrás en tu día a 
día aumentará y te permitirá afrontar mejor tu rutina diaria. Solo tienes que recodar que tus lentes son una extensión de ti y te ayudan 
a mejorar tu vista. Una pequeña ralladura, o suciedad disminuirá tu capacidad visual, y 
por tanto tu rendimiento.

No dejes descuidados tus lentes progresivos Varilux y mantenlas con un correcto cuidado diario.