La felicidad en el trabajo: ¿mito o realidad?

Los empleados felices son más productivos. Según un estudio del IOpener Institute de Oxford los trabajadores satisfechos permanecen el doble de tiempo en sus tareas, tienen un 65% más de energía y su vinculación a la empresa es mayor. Compromiso con la empresa, trabajo en equipo, empatía y buen humor no deberían ser temas ajenos a la organización empresarial, al liderazgo y al buen karma laboral. ¿Pero cómo conseguirlo?

Si entendemos la felicidad en el trabajo como un estado en el que las personas satisfacen sus necesidades y desarrollan al mismo tiempo sus capacidades, la motivación laboral es el mantra a seguir. Otro de los pilares es la flexibilidad en el horario, con días extra de vacaciones cuando alguien ha trabajado más horas de las estipuladas y creando un buen ambiente de trabajo con espacios para conectar con los compañeros y potenciar la comunicación entre trabajadores y departamentos.

¿Las nuevas tecnologías nos hacen más felices en el trabajo?

Las grandes corporaciones han comenzado ya a adaptar herramientas tecnológicas de uso cotidiano como el whatsapp en su día a día. Pero, ¿cómo repercute esto en la felicidad laboral y el bienestar de los profesionales? Según el estudio Movilidad, rendimiento y compromiso, realizado por The Economist Intelligence Unit (EIU), los efectos de la implementación de soluciones móviles son un aumento en la productividad (16%), creatividad (18%), satisfacción (23%) y lealtad (21%).

bananas con sonrisa

En el mismo sentido van las conclusiones de la encuesta global sobre movilidad, rendimiento y compromiso, elaborada por Aruba, filial de Hewlett Packard Enterprise, a partir de 1.800 entrevistas a empleados. Los profesionales que utilizan la tecnología móvil son más productivos y creativos, están más satisfechos y son más fieles a la propia empresa. Es la denominada generación mobile, la que aspira a ser feliz en el trabajo. Existen casos de implementación real de uso de las nuevas tecnologías y el teletrabajo. Es el caso de Electrolux, donde el 40% de sus profesionales, con una edad media de 37 años, desempeña su trabajo en remoto.

Como último recurso para alcanzar la felicidad en el trabajo siempre nos quedará ejemplo del viaje que el empresario chino Li Jinyuan ha pagado a 2.500 de sus empleados del Grupo Tiens para pasar sus vacaciones en Barcelona y Madrid. ¿Una opción realista en vuestros puestos de trabajo? No dudéis en compartir vuestras experiencias con nosotros y ¡feliz trabajo!